Alimentos Ricos En Vitaminas Para El Cabello HERMOSO

Las vitaminas para el cabello son compuestos heterogéneos necesarios para el cuidado del cabello, que al consumir de forma y en dosis adecuadas causan el correcto funcionamiento del organismo, permitiendo subsanar cualquier tipo de daño en el cuero cabelludo y de esta manera fomentar el crecimiento del cabello hermoso.

Para lucir el cabello sano, brillante y abundante, que crezca rápidamente y no se caiga en exceso, no es suficiente con utilizar productos destinados a su cuidado, se debe contribuir desde la alimentación saludable.

Existen vitaminas para el cabello esenciales en la alimentación diaria, su uso junto el tratamiento adecuado, conforman una mezcla magnífica para brindarle salud y fortaleza a la cabellera.

Alimentos Con Vitaminas Para El Cabello y Su Cuidado

vitaminas para el cabello - mujer con cabello largo

Vitamina A

La vitamina A es un antioxidante muy importante para la prevención de la caída del cabello, utilizada para mejorar la textura y composición de la hebra capilar. Actúa protegiendo el cabello de los radicales libres y en la producción de sebo por parte de las glándulas sebáceas, evitando que el pelo se seque.

También es conocida por ayudar a combatir el estrés del cuerpo, siendo un gran aliado para evitar la caída del cabello por estrés.

Algunos  alimentos ricos en vitaminas para el cabello del tipo A son: el hígado, zanahorias, brocolí, espinacas, melón, calabaza, los lácteos y los huevos.

Vitamina C

La vitamina C es una vitamina hidrosoluble, se disuelve en agua, requerida para el crecimiento normal del cabello. Contiene altos niveles de antioxidantes necesarios para combatir los radicales libres, aumenta la circulación sanguínea en el cuero cabelludo previniendo la ruptura y fomentando el crecimiento del cabello sano evitando la caída del mismo.

Los alimentos ricos en vitamina C son las frutas como la naranja, toronja, mandarina, kiwi, mango, lechosa, patilla, moras, melón, limón, guayaba y hortalizas como coliflor, pimentón rojo o verde, espinacas, repollo, tomates, ajo, papa y nabos.

Entre las vitaminas para el cabello seco, la vitamina C es la responsable de evitar los daños producidos por ambientes contaminados porque mantiene la fortaleza de las hebras capilares.

Al igual que la vitamina A, el consumo de vitamina C ayuda a regular los niveles de estrés, causante del debilitamiento y caída del cabello.

Vitamina H.

La vitamina H también conocida como biotina, es un componente vital para darle fuerza y vigorosidad al cabello. Entra en el metabolismo de los hidratos de carbono, aminoácidos y grasas, desempeñando un papel importante en el tratamiento para la caída del cabello, el alivio de los dolores musculares, atacar el insomnio y la somnolencia y como vitaminas para el cabello, uñas y piel.

La vitamina H se encuentra en muchos alimentos como las uvas, almendras, cambur, pescado, patilla, pollo, nueces, derivados lácteos y levadura de cerveza.

Son numerosos los alimentos ricos en biotina, siendo poco frecuente que se produzca la deficiencia de esta vitamina. Sin embargo, en caso de producirse su deficiencia es fácilmente tratable con una alimentación balanceada y complementado con el uso de suplementos de biotina.

Vitamina E.

La vitamina E es un antioxidante que preserva a el tejido corporal de los daños causados por los radicales libres, los mismos, pueden dañar células, tejidos y órganos. Se dice que juegan un papel en el envejecimiento. Ayuda a evitar que las puntas del cabello se abran, en la prevención de la pérdida del cabello e impulsa el crecimiento del cabello.

La mejor forma de obtener los requerimientos básicos de vitamina para el cabello crecimiento del tipo E es ingiriendo alimentos como: aceite vegetal de maíz, aceite de girasol, aceite de soya, germen de trigo, almendras, maní, avellanas, semillas de girasol, espinaca, brócoli, aceite de oliva y huevos.

Niacina o Vitamina B3.

La niacina es una vitamina perteneciente al grupo del complejo B, soluble en agua y esencial para la salud del cuerpo humano. Su función principal es convertir los carbohidratos en energía, ayudando a difundir la energía a partir de las células en todo el cuerpo, por lo tanto, evita que los carbohidratos se conviertan en grasa.

El consumo moderado de niacina incrementa la circulación sanguínea en los folículos pilosos, incrementando el crecimiento y evitando la caída del cabello. Diversos estudios científicos han demostrado que el uso de la niacina tiene mejores resultados si se combina como biotina.

Los mejores alimentos con niacina son el arroz, salvado de trigo, maíz, carne, hígado, pescados, tomares, carne de cerdo y pollo.

Ácido fólico.

El ácido fólico o vitamina B6 es soluble en agua y es muy beneficiosa para la salud del cabello. Contiene propiedades que ayudan en la formación de las células rojas, en el mantenimiento de la salud del sistema nervioso central y la sustitución de las células del cuerpo por nuevas células. Estas propiedades dan al ácido fólico mucha importancia como vitamina para el cabello y uñas.

Los alimentos ricos en ácido fólico son las verduras verdes, arroz, hígado, naranja, trigo y soya.

Vitamina B12.

La vitamina B12 es un nutriente importante utilizado para la formación del ADN, así como para la formación de células rojas de la sangre que proveen oxigeno a todos los órganos vitales del cuerpo humano. La importancia de la vitamina B12 para el cuidado del cabello es que los folículos pilosos necesitan oxigeno y si se produce una escases del mismo, los folículos dejan de recibir los nutrientes necesarios para su funcionamiento, resultando en el pérdida del cabello, crecimiento lento y canas prematuras.

La mejor manera de obtener vitamina B12 es a través del consumo de frutos del mar como: ostras, mejillones, almejas, pulpo, cangrejo y del consumo de carne de res y lácteos.

Mantener el cabello sano y fuerte es posible manteniendo una dieta rica en vitaminas para el cabello que lo fortalezca. También es importante aplicar remedios y tratamientos caseros para el cuidado del cabello, promover la circulación sanguínea en el cuero cabelludo realizando suaves masajes diarios y evitar malos hábitos para la salud del cabello como el uso de sacadores,  planchas, tintes y decolorantes.

Leer más en: alimentos para la caída del cabello.