Tratamientos Naturales Para La Caida Del Cabello

Los tratamientos naturales para la caida del cabello y sus causas. El cabello es parte del organismo, cumple como cada célula que lo conforma, con un ciclo de vida, para posteriormente dar paso a una nueva generación. La caída de cabello es normal y natural en la vida, pero se debe prestar atención por si se convierte en una condición más seria.

Tratamientos Naturales Para La Caida Del Cabello

Cada cabello tiene un ciclo de vida de tres a seis años. Durante este tiempo nace y crece, desde un folículo piloso. Luego, pasa a una etapa de reposo hasta que cae, dejando este espacio libre para el nacimiento de un nuevo cabello. Por lo tanto, la caída de cabello en un organismo normal suele ser de cincuenta a cien cabellos diarios, generalmente sucede durante la rutina de aseo diario y de belleza, como lavarse y peinarse el cabello.

Causas De La Caída De Cabello

 

  1. Origen hormonal

El sistema hormonal es muy sensible, reacciona a los cambios por más pequeños que sean. Normalmente, el estrógeno es el responsable del cabello brillante, abundante y saludable, motivo por el cual muchas mujeres tienen el cabello bonito durante el embarazo. Sin embargo, las hormonas masculinas como las andrógenas, presentes en menor cantidad en el organismo femenino no son favorables para el crecimiento del cabello. En  hombres y mujeres el estrés ocasiona la secreción de las hormonas andrógenas, lo que altera el equilibrio hormonal y ocasiona la caída de cabello por estrés.

La caída de cabello en mujeres se suele originar poco tiempo después del parto por los cambios hormonales que se originan durante el embarazo y posterior al mismo el cuerpo comienza a recuperar su equilibrio hormonal, su duración es de tres meses y se puede extender por dos años.

Para la caída de cabello tratamiento, los dermatólogos suelen recomendar antiandrógenos, pero en la mayoría de los casos, es suficiente con llevar una vida menos ajetreada y relajarse más a menudo.  Este desequilibrio también lo puede ocasionar la difusión de la glándula de la tiroides. Para comprobarlo los especialistas recomiendan análisis sanguíneos y chequeos hormonales.

  1. Agentes externos.

Someter al cabello a tratamientos agresivos puede debilitarlo y dañarlo. Las decoloraciones, el uso frecuente de tintes, las permanentes o el uso regular de secadores y planchas de pelo, no ocasionan directamente la caída de cabello pero pueden dañarlo y hacer que el cabello se parta desde la raíz.

Esto sucede por no respetar el tiempo adecuado de exposición a los agentes externos, tras una situación como esta se debe esperar a que el cuero cabelludo se recupere. Se debe utilizar poca cantidad de champú y aplicarlo suavemente. En lo posible se debe evitar el uso de tintes y permanente mientras se recupera el cuero cabelludo.

  1. Deficiencia de vitaminas.

Para que el cabello crezca es necesario mantener una alimentación balanceada y rica en vitaminas. La carencia de vitaminas o una dieta muy intensa puede ocasionar la pérdida del cabello. Para evitarlo se debe adoptar una dieta equilibrada rica en frutas, proteínas, legumbres, lácteos, cereales, nueces y aceites de calidad superior. También se recomiendan consumir suplementos alimenticios que contengan biotina, zinc, vitaminas del complejo B, vitamina A, niacina y vitamina E.

Tratamientos Naturales Para La Caida Del Cabello con Hierbas Naturales, Esencias y Especies

hierbas para la alopecia

Hay la creencia de que ciertas hierbas naturales, esencias y especies pueden ser de utilidad para prevenir la pérdida de cabello. La tradición ha llevado a mantener los remedios caseros como una alternativa para combatir la alopecia, o por lo menos, retrasar sus efectos. Algunos ingredientes son:

  • Romero: agregar unas gotas de aceite de romero al champú para mejorar la circulación de sangre en la cabeza.
  • Nogal: realizar una infusión de nogal y aplicarla en el cuero cabelludo con suave masajes durante por lo menos veinte minutos.
  • Vinagre: aplicar una vez a la semana dos cucharadas de vinagre blanco, vinagre de manzana o de arroz en el cuero cabelludo, luego del champú, lo cual estimulara la circulación y reducirá la grasa capilar.
  • Aloe vera o sábila: masajear durante diez minutos el gel del aloe vera en el cuero cabelludo, aclarar con abundante agua tibia.
  • Amla: llevar a hervor durante cinco minutos pedazos secos de amla en aceite de coco y aplicar en la cabeza. Esto estimula la secreción de las glándulas sebáceas en caso de que las hebras capilares estén muy secas y quebradizas.
  • Berros: aplicar una infusión de berro en el cuero cabelludo después del champú.
  • Ortiga: hacer una infusión con hojas de ortigas y masajear el cuero cabelludo con la infusión antes de salir de la ducha y no enjuagar.
  • Aceite de almendras: se debe aplicar el aceite de almendras mezclado con aceite de resino o con el gel de aloe vera con suaves masajes en el cuero cabelludo por diez minutos antes de enjuagar con abundante agua.
  • Aceite de oliva, miel y canela: realizar una mezcla con el aceite de oliva, la miel y la canela en polvo, dejar actuar en el cuero cabelludo por diez minutos y enjuagar con abundante agua tibia.
  • Jugo de coco: se recomienda lavar el cabello con jugo de coco por ser una rica fuente de vitaminas y minerales para la estimulación de la circulación sanguínea del cuero cabelludo.
  • Aceite de jojoba: mezclar con aceites esenciales de tomillo, salvia o jengibre una cucharadita de aceite de jojoba para hacer un masaje en el cuero cabelludo.

Hábitos De Lavado y Peinado

lavado del cabello

La manera en que se trata el cabello a diario puede hacer que se torne más débil o que por el contrario se fortalezca. Para ello se deber seguir ciertos consejos como:

  • Usar el secador a distancia, dejar que el cabello se seque al aire libre o secar suavemente con una toalla.
  • Un cepillado muy fuerte o peinados muy apretados pueden ser contraproducentes para la salud del cabello.
  • Evitar en lo posible, el uso de champús que generan demasiada espuma porque es indicativo que son muy abrasivo. Se recomienda el uso de champús sin sal o cloruro de sodio.
  • Masajear cada cierto tiempo el cuero cabelludo porque aumenta la circulación de sangre hacia los folículos pilosos y fortalece la hebra de cabello.